Garaje para vehículos antiguos

Pura nostalgia…En este proyecto se puede decir que fue donde empezamos a darnos cuenta de lo duras y a la vez bonitas que son las obras. Nos sirvió para “romper mano” y de qué manera: las vigas tenían el mismo canto que lo que nosotros medimos de alto, y, como magia, en la cubierta se convertían en el borde de una piscina.
Gracias Jesús y Víctor por la paciencia y por lo que aprendimos con vosotros.


Cliente

Jesús

Fecha

Junio 2007

Categoría

Garaje